Humanizar los cuidados al paciente: estrategias de acompañamiento y comunicación

Publicada en Publicada en CURSOS/JORNADAS

Los días 10 y 11 de Octubre de 2016 he realizado en el Colegio de Enfermería de Baleares (COIBA) un curso sobre Humanizar los cuidados al paciente impartido por Mª Carmen Hernández de Humanizar.es. A este curso acudimos un grupo de Enfermeras y lo primero que dijimos al llegar fue que “qué triste que tengan que hacerse este tipo de cursos” cuando Humanizar va innato a la profesión Enfermera y debería ser innato en todas las personas en general en la sociedad. Pero algo está pasando precisamente en nuestra sociedad para que sea necesario pararnos a reflexionar en cómo hacemos las cosas y el sentir general sea éste: Humanizar los cuidados, la atención y a nosotros mismos.

En esta entrada quiero compartir con vosotros lo reflexionado, aprendido y dialogado durante las 8 horas de duración del curso con las compañeras Enfermeras asistentes y la profesora Mamen que dio una serie de premisas y estrategias de acompañamiento y comunicación necesarias para humanizar los cuidados y por tanto la atención al paciente.

Fuente: humanizar.es
Fuente: humanizar.es

Humanizar los cuidados al paciente

Fenómeno de Humanización y deshumanización:

La lamentación por la deshumanización es universal, en el mundo de la salud, pensamos que es ¿un tópico o una realidad? ¿Pensamos que afecta sólo a la sanidad? ¿En qué pensamos? ¿Dónde estoy yo y que nos lleva a venir a este curso? Primera reflexión que debe hacerse todo el mundo porque como bien planteamos, la tarea de humanizar es universal. 

¿Por qué hablamos de humanizar…? La asistencia sanitaria ha sufrido una deshumanización que ha desplazado el centro de atención de la persona enferma, colocando en su lugar la enfermedad, la tecnología, etc, cuando no la cuenta de resultados….Debemos de pensar como primera idea de por qué ha ocurrido esto en la despersonalización que ha sufrido el paciente dejando de ser por tanto el centro del sistema de atención.

La ” cosificiación”  del paciente que pierde sus rasgos personales e individuales, se prescinde de sus sentimientos y valores y se le identifica con sus rasgos externos, pasando a ser tratado como la cama tal, la colecistitis, el cáncer de pulmón, etc. Una relación por tanto fría y distante, carente de calor humano.

Se podrían hablar de muchas causas de deshumanización pero la profesora nos plantea 5 causas: 

  1. Casusas sociológicas
  2. Causas relacionadas con la organización y el funcionamiento de las estructuras sanitarias
  3. Causas relacionadas con el personal sanitario
  4. Causas relacionadas con el paciente
  5. Causas relacionadas con la tecnología

Después de analizar y reflexionar sobre cada una de esta causas, ejercicio que invito a realizar a todos vosotros individualmente, llegamos a la conclusión que la deshumanización es una cuestión ética más compleja que la falta de cariño o ternura en la atención. La frase del filósofo Spinoza “No llores, no te rías, trata de entender” nos sugiere la actitud más adecuada que hay que adoptar al afrontar el tema de la humanización en el mundo de la salud.

Fuente: Google Imágenes
Fuente: Google Imágenes

Humanizar: qué es y lo más importante cómo

Si nos limitamos a la definición de Humanizar o a los sinónimos no se acerca ni es lo que en realidad significa Humanizar, que reclama más una dimensión ética, algo más que la falta de cariño, constituye un reto de trabajar por llevar las cosas de cómo son a cómo deberían ser y aquí está la clave para luego trabajar en el cómo Humanizamos. 

Humanizar es una cuestión ética, tiene que ver con los valores, con la búsqueda del bien de la persona que se encuentra y de sí mismo en la relación.

Humanizar consiste en utilizar la técnica para luchar contra las adversidades de la vida impregnándola de los valores y actitudes genuinamente humanos, de acuerdo con la dignidad humana.

Esta definición que nos planteó Mamen no puede gustarme más, define muy bien qué es Humanizar y cómo debe llevarse a cabo, porque no es lo mismo ser humano que vivir humanamente. A continuación nos contó la famosa anécdota de Gregorio Marañón contada por Laín Entralgo: ” ¿Cuál es la innovación más importante de los últimos años? Él se quedó pensativo un momento y luego respondió: la silla. La silla nos permite sentarnos al lado del paciente, escucharlo y explorarlo”.

¿Qué significa humanizar? significa tener la competencia profesional para promover la salud holística y la atención personalizada teniendo en cuenta las siguientes competencias:

  • Competencia técnica
  • Competencia relacional
  • Competencia emocional
  • Competencia ética
  • Competencia espiritual 
  • Competencia cultural

Todas estas competencias debemos tenerlas en cuenta a nivel profesional y a nivel de atención al paciente, de esta manera la asistencia socio-sanitaria será cada vez más humanizada y a la vez humanizadora, en la medida que seamos capaces de conjugar tecnificación con ciertas actitudes y habilidades, considerando al paciente holísticamente y nosotros debemos ser unos cuidadores proporcionados en técnica y en todo lo demás que es necesario para estar equilibrados.

En definitiva se trata de en esa competencia relacional con el paciente: 

  • SABER conocimientos
  • SABER HACER habilidades
  • SABER SER Actitudes

En esta competencia relacional se necesitan unas actitudes de relación de ayuda y unas habilidades, en cuanto a las actitudes está la aceptación incondicional hacia el paciente, la empatía y la autenticidad, por lo tanto hablamos sobre la importancia de la ausencia de juicios, de confiar en los recursos del otro, acoger incondicionalmente los sentimientos del otro  y del calor humano. Esto implica reconocer nuestras emociones y sentimientos, aceptarlas, expresarlas y que no influyan en esta aceptación incondicional.

Tema a reflexionar de manera individual, tanto el tema de esas competencias necesarias, como las aplicamos a diario, si aceptamos incondicionalmente a todos nuestros pacientes, familiares y compañeros en nuestro día a día….sin duda os daréis cuenta de la realidad y la vital necesidad de cambiar el cómo hacemos las cosas y que ese cómo deberían ser las cosas sea una realidad, de esta manera habremos Humanizado la atención y los cuidados al paciente.

Empatía y Humanizar

Mahatma Gandhi sostenía alguna vez ” las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”

Llegar a una definición de Empatía y tener una actitud empática en nuestra labor profesional es realmente difícil y a ello dedicamos la segunda parte de este corto curso que nos supo a poco y que nos quedamos con ganas de más. Empatía no es afabilidad, caerse bien, conectar con el mundo interno del otro, identificación emocional, simpatía, feeling…etc…sino que engloba mucho más y hay que tenerlo claro para no caer en paternalismos, en quemarnos con tanto empatizar y otros mucho errores que cometemos a diario y no somos conscientes.

Una definición de Empatía bien clara es la siguiente: “La acción de comprender, se conscientes de, ser sensibles a los sentimientos, pensamientos y experiencias de otra persona bien sea del pasado o del presente sin que tales sentimientos, pensamientos y experiencias hayan sido completamente comunicados de una manera objetivamente explícita y hacerlo evidente en la relación tanto a nivel verbal como no verbal”

La Empatía Terapéutica sería la capacidad de comprender los pensamientos, emociones, significados, necesidades, contradicciones….del otro. Pero no basta con comprender, si no somos capaces de trasmitirlo.

La empatía es un proceso que empieza con un QUIERO, te planteas SER EMPÁTICO, te ESFUERZAS para ello voluntariamente y de una manera consciente y luego tienes esa ACTITUD que lo demuestra. Este proceso es más complicado de lo que parece y así lo comprobamos tras varios ejercicios prácticos de situaciones reales que vivimos a diario. Ahora es cuando os toca reflexionar a vosotros y pensar en vuestra manera de ser empáticos y analizar si lo hacéis bien o no, mucho más difícil de lo que parece, todas lo manifestamos así.

Queda claro que Humanizar y tener habilidades de ayuda terapéutica requiere de formación y un aprendizaje que todos debemos hacer para mejorar la atención en la práctica diaria y que así humanicemos más los cuidados. Es necesario ser empáticos ayudados de la escucha activa y se ser auténticos. Ahora nos queda un largo camino por recorrer y por mejorar pero lo más importante es la Actitud de querer cambiar, de mejorar y de hacer todo lo posible para Humanizar más la práctica diaria. 

“Tener el coraje de cambiar lo que quiero cambiar, la serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar y la sabiduría para distinguir la diferencia entre estas dos cosas”

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, para caminar”. ASÍ QUE CAMINEMOS.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *