Vídeo: un bebe se salva milagrosamente.

Publicada en Publicada en REFLEXIONES

Este es uno de esos vídeos que tus amigos comparten en Facebook y que tienen mensaje, a veces te paras a verlo, si es corto claro, porque si dura más de 2 minutos lo solemos pasar. Estos días leo muchos artículos que nos hacen reflexionar sobre el exceso de información que recibimos a diario en internet, se supone que deberíamos estar más informados que nunca y sin embargo estamos “sobresaturados” y en definitiva sabemos de todo y a la vez de nada en concreto. A mi me encanta leer pero después de algunas reflexiones que habéis compartido me paro más a reflexionar prestando más atención en aquella información que estoy leyendo y que resulta de mi interés porque quiero invertir mi tiempo en esa lectura de la que aprenderé. De este tipo de artículos y vídeos que no debes perderte y que todos tiene un mensaje claro y conciso hay muchos a diario en nuestras redes sociales y merece la pena prestarles atención, personalizarlos y hacerlo tuyo. Eso me paso al ver este corto vídeo de tan sólo 2 minutos, os dejo con él, prestad mucha atención.

En las zonas de guerra, miles de voluntarios se dedican a intentar salvar todas las vidas posibles, les mueve la solidaridad hacia los demás, hacia los seres humanos, son capaces de arriesgar su vida por salvar la de sus compañeros y ciudadanos. Este joven no para durante horas hasta que consigue salvar a este bebé de tan sólo 2  meses que ha sido capaz de sobrevivir al peso de todo un edificio por el ataque de una bomba, sin duda es un milagro y por eso le llaman el “bebé milagro”. No es para  menos.

En seguida pensé en nuestra profesión, cada día en las manos de los profesionales de la salud están miles de vidas y lo dan todo también para salvarla, pero a veces, quizá la costumbre, la rutina del trabajo y miles de factores más, hacen que se pierda esa “chispa y esa fuerza” de la primera vez. Cada día en cada turno deberíamos ser capaces de “levantar edificios” de darlo todo para salvar una vida, que a veces no significa que ese paciente esté entre la vida o la muerte, a veces se trata de pequeños detalles en forma de sonrisas en muchas ocasiones que hacen que ese paciente “salve su vida en el día de hoy” de un día que creía perdido o que había perdido la motivación.

“Era una vida. Hay que ser muy delicado cuando ser trata de una vida”

Amén, me quedo con esta frase del voluntario…….no hace falta decir nada más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *